jueves, 29 de mayo de 2014

Tarta de limon sin horno th

Ya hacia tiempo que no publicaba nada. Y es que estoy en una etapa vaga en la cocina. Voy a aprovechar que tenia esta tarta en pendientes de publicar para actualizar. Esta tarta es de limón muy suave y que ahora entra muy bien por que es ligerita. Si no os gusta el limón pues muy fácil cambiamos el sabor de la gelatina por otro que os guste mas y listo. La receta de velocidad cuchara.
Ingredientes:

200 gr de nata para montar 35%, muy fría
250 ml de agua
1 paquete de gelatina sabor a limón
300 gr de bizcochos de soletilla (1 paquete)
50 gr de mantequilla derretida
500 gr de queso cremoso tipo Philadelphia
150 gr de azúcar
El zumo de 1 limón

Elaboración:

Pon la mariposa en las cuchillas, agita bien el envase de la nata, vierte en el vaso y programa velocidad 3 ½, sin poner tiempo. Reserva en un bol tapado con film transparente en la nevera.
En el vaso limpio de la Thermomix, pon 250 ml de agua y calienta el agua 4 minutos, varoma, velocidad 1.
Añade el sobre de gelatina sabor a limón y mezcla 1 minuto y medio, sin temperatura en velocidad 2. Comprueba que se ha disuelto bien el azúcar que trae el sobre de gelatina y vierte en un bol para que atempere. Reserva.
Con el vaso limpio de nuevo y bien seco, tritura todos los bizcochos de soletilla, programando 2 segundos en velocidad 10. Reserva en un bol.
Pesa la mantequilla, y derrítela al fuego o en el microondas. Cuando esté líquida, vierte por encima del bol con los bizcochos de soletilla y con una cuchara o un tenedor, mueve bien la mezcla para que el bizcocho troceado se “moje” con la mantequilla. Quedará bastante suelto, pero es que queremos que no sea luego una piedra, sino un bizcocho suelto y suave.
Forra la base del molde con papel de horno si usas un molde redondo desmontable. Vierte más de la mitad de los bizcochos de soletilla con mantequilla en la base y cubre bien. La otra mitad la reservaremos para poner por encima. Introduce en la nevera el molde para que la base se “endurezca” un poco al enfriar.
En la thermomix limpia -para que no queden trocillos de soletillas en la tarta- vierte el queso de untar y el azúcar. Mezcla 10 segundos en velocidad 3.
Incorpora el zumo de limón y la gelatina a temperatura ambiente y mezcla 15 segundos en velocidad 3.
Mezclar la nata con la crema de limón  poco a poco envuelve, y ve vertiendo el resto hasta que esté todo incorporado. Echar la crema en el molde. Acaba la tarta vertiendo por encima el resto de los bizcochos de soletilla.
Esperar a que cuaje unas 4 horas, si lo dejas de un día para otro quedará perfecto. Para desmoldarla, pasa un cuchillo por el borde. 
IMPORTANTE: Esta tarta al no tener una base dura no se traslada bien del molde al plato, por eso o la preparas directamente en el plato de servir o la hacer en tu molde con la base de papel que no podrás retirar -la puedes recortar o usar una blonda de base-.
Notas:

- Para cambiar la gelatina en sobre por gelatina en láminas: Tendrás que usar 3 láminas e hidratarlas en agua a temperatura ambiente, escurrir y fundir luego con un poquito de queso para que se deshaga totalmente y no queden trocitos, porque de ser así, no cuajará.
- Cambia la receta: usa otras gelatinas de otros sabores, añade ralladura de limón o del sabor que uses, tropezones de frutas, capas de varios colores haciendo mitad de la receta y usando gelatinas variadas. 


imprimir