miércoles, 11 de febrero de 2015

Croquetas de jamón con bechamel rápida th

Amantes de las croquetas ahora es vuestro momento. Aquí os traigo estas riquísimas croquetas de jamón serrano que nada tiene que envidiar a las de compra. Con nuestra thermomix la bechamel de las croquetas se hace en un abrir y cerrar de ojos. Lo de darles formas y empanar eso es ya otro cantar. Aquí cada uno tiene su propio método: desde con dos cuchara, una manga de plástico e incluso con aparatos para hacerlas. Estas las podemos encontrar en el blog Misthermorecetas

Ingredientes: 
(para 50 unidades)

150 gr. de jamón serrano
2 huevos duros
40 gr. de aceite de oliva
30 gr. de mantequilla
50 gr. de cebolla
200 gr. de harina de repostería
800 gr. de leche entera a temperatura ambiente
1 pellizco de nuez moscada molida
una pizca de pimienta 
un poquito de sal 

Para rebozar:
pan rallado
4 huevos
aceite (para freír)

Elaboración:

Ponemos el jamón serrano en el vaso de la Thermomix, colocamos el selector de velocidad en la posición de vaso cerrado y damos 5 golpes de Turbo. Giramos el selector de velocidad a la posición de vaso abierto, retiramos el jamón del vaso y reservamos en un bol.
Echamos los huevos duros en el vaso y programamos 2 segundos, a velocidad 4. Retiramos del vaso y reservamos en otro bol.
A continuación, vertemos en el vaso el aceite, la mantequilla y la cebolla. Programamos 3 minutos, temperatura varoma y velocidad 4. Añadimos la harina y programamos 3 minutos, temperatura 100º y velocidad 2. Incorporamos la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 6. Agregamos 2 cucharadas del jamón reservado y programamos 7 minutos, temperatura varoma y velocidad 4. Dejamos reposar durante un par de minutos, añadimos el resto del jamón y los huevos picados y mezclamos bien con la espátula.
Vertemos en una bandeja engrasada con un poco de aceite, tapamos con papel film pegándolo a la masa para que no se forme costra, dejamos que enfríe y reservamos en el frigorífico durante un mínimo de 4 horas (mejor de un día para otro).
Con 2 cucharas cogemos trozos de masa y hacemos las croquetas. También podemos meter la masa en una bolsa pequeña para congelar, cortamos un pico, extendemos formando un gran churro y cortamos según el tamaño que queramos.
Las rebozamos en pan rallado – huevo batido – pan rallado. Freímos en abundante aceite de oliva bien caliente (que las cubra para que no se abran).
Para escurrir el exceso de aceite, al sacarlas las ponemos en un plato, sobre papel absorbente.

imprimir