domingo, 3 de marzo de 2013

Flan de queso con caramelo casero th

Que tenemos hoy de postre, un rico flan de queso. Se hace en un suspiro y se come en un santiamen. Delicioso al paladar, con una textura muy fina. Lo ideal es dejarlo preparado de un día para otro. Se puede preparar en un molde grande o en moldes individuales. Yo no hice el caramelo liquido porque no me dio tiempo, pero os lo pongo también por si os animáis a hacerlo. (Yo la próxima vez lo haré.) La rece es de
Ingredientes: 

Para el caramelo líquido
100 gr. de azúcar moreno
25 gr. de azúcar invertido
50 gr. de agua
Para el Flan de queso
500 gr. de leche entera
500 gr. de leche evaporada (o nata)
2 sobres de cuajada en polvo
1 tarrina de queso cremoso de untar (tipo Philadelphia o similar, Macarpone)
125 gr. de azúcar
Caramelo líquido (comprado o casero)

Elaboración:

Para el caramelo: Introduce en el vaso el azúcar moreno junto con el azúcar invertido y programa 5 minutos, 100ºC, velocidad 1. Añade el agua y programa 5 minutos, temperatura varoma, Veloc. 2.
Vierte en un frasco de cristal con tapa y deja enfriar (nada más hacerlo queda totalmente líquido y a medida que va enfriando coge la textura del caramelo). Es mejor prepararlo el día antes de su utilización. A temperatura ambiente y dentro del frasco cerrado puedes conservarlo hasta 2 meses.
Para el Flan de Queso: Incorpora en el vaso todos los ingredientes excepto el caramelo y programa 10 minutos, 100ºC Velocidad 4.
Mientras se prepara la mezcla carameliza el / los moldes elegidos. El caramelo tiene que cubrir uniformemente el fondo del molde. El caramelo casero se suele repartir con más facilidad que el comprado. En cualquier caso y para repartirlo bien tendrás que bascular el molde con paciencia hasta conseguirlo.
Vuelca la mezcla con cuidado en el molde caramelizado. Te aconsejo que coloques algún utensilio (cuchara o espátula) bajo el chorro para que no caiga con demasiada fuerza sobre el caramelo y se mezcle.  Déjalo reposar un rato y cuando temple introdúcelo en el frigorífico. Vuelca sobre un plato y a disfrutarlo.
Nota: El caramelo comprado queda más oscuro que el casero y le da un toque más apetecible. Por eso, si os habéis animado a hacer el caramelo con vuestra thermomix echadle un chorrito por encima en el momento de servir,  tendrá  mejor aspecto, aunque de sabor os aseguro que en ambos casos sale riquísimo

imprimir